Medicina alternativa: terapias
Las terapias de la medicina natural se pueden dividir en dos grandes grupos: las terapias físicas y las de energía vital. Las primeras incluyen, entre otras disciplinas, la hidroterapia, la fitoterapia y la aromaterapia. Entre las terapias de energía vital destacan la reflexoterapia, la homeopatía y las flores de Bach. Además, hay otra serie de terapias que también están íntimamente relacionadas con la llamada medicina alternativa. Son las terapias de movimiento (yoga, taichi,...) y las terapias psicológicas (de relajación y creativas).

- Acupuntura. Estimula el sistema nervioso y los órganos internos mediante la aplicación de agujas bajo la piel, que se dejan actuar durante unos minutos (de 5 a 30). Indicada en casos de artrosis y estrés, y como tratamiento preventivo y de ayuda en los primeros estadios de dolor en afecciones agudas.

- Aromaterapia. Aplicación de aceites esenciales por vía oral, tópica, inhalaciones o baños, con el objeto de conseguir beneficios a nivel mental y emocional.

- Cromoterapia. Busca provocar reacciones en el organismo a través de las ondas o vibraciones que emiten los colores. El color verde tiene propiedades relajantes y alivia el dolor; el rojo aporta vitalidad y mejora la circulación sanguínea; el azul tiene propiedades sedantes,...

- Fitoterapia. Cura a través del principio activo de las plantas medicinales, administrado por vía oral en forma de tisana, extracto, fluido o aceite esencial. Útil para tratar síntomas menores (estreñimiento, insomnio,...) o como complemento en dolencias agudas o crónicas (depresiones,...).

- Flores de Bach. Tratamiento que estimula las emociones positivas y elimina las negativas a través de las propiedades que tienen 38 esencias extraídas de flores o brotes de las plantas. Indicado para tratar miedos, fobias, celos, ansiedad,...

- Hidroterapia. Aplicación terapéutica del agua (termalismo y talasoterapia), tanto a nivel externo (baños, vapor) como a nivel interno (bebida, inhalación, enemas). Complemento a los tratamientos convencionales en caso de problemas respiratorios, reumáticos, de insomnio,...

- Homeopatía. Los remedios homeopáticos estimulan el sistema inmunológico con un tipo de medicamentos, hay cerca de 1.500 sustancias homeopáticas, que tienen un efecto similar a la enfermedad o afección que es tratada con ellos. Para la homeopatía lo igual cura lo igual, pero en dosis mínimas. Actúa eficazmente frente a las alergias, los dolores de cabeza crónicos, la otitis, la depresión, en procesos alérgicos, etc.

- Iridiología. Diagnóstico de las enfermedades a través de la observación del iris.

- Musicoterapia. Utiliza la música (melodías, instrumentos musicales, canto) para estimular el sistema nervioso y favorecer así el estado general del cuerpo o determinados síntomas. Indicado para tratar estados anímicos negativos, estrés, nerviosismo, ansiedad, etc.

- Osteopatía. Actúa sobre las enfermedades mediante masajes, estiramientos y manipulaciones óseas. Indicada para dolores de espalda, estreñimiento, migrañas, dolores menstruales,...

- Quiropraxia. Alinea las vértebras y los nervios asociados a ellas mediante la manipulación o presión sobre un punto concreto. Alivia los dolores de cabeza, las inflamaciones de la columna vertebral, los dolores de espalda, etc. Útil en la recuperación de lesiones deportivas o de accidentes.

- Reflexoterapia podal. Palpación y presión en las terminaciones nerviosas de los pies que reflejan las distintas partes de nuestro organismo. Alivia los dolores más diversos.

Fte: www.consumer.es))
¡
<< Más reportajes
s