Parte de boda
Confirmación de asistencia
Cuidando los detalles
Lista de invitados
Los regalos
Modelo de invitación
Probablemente, las parejas gastan la mayor parte del tiempo de preparación de su boda en elegir el tipo de invitación, el diseño, la imprenta donde realizarlas y, sobre todo, las personas a quienes mandarlas.  
 


Parte de boda


Después de la petición de mano, el siguiente paso es enviar el parte de boda a familiares y amigos. Generalmente, la invitación debe ir impresa en una cartulina blanca o de color crudo, de hoja doble. La letra será clara y sencilla, siendo la más habitual la llamada letra inglesa, de color negro o azul oscuro. El parte de boda clásico suele medir 31x21 centímetros abierto y va doblado en díptico.

Normalmente, en el lado izquierdo del tarjetón participan el compromiso los padres de la novia, estando destinado a los padres del novio el lado derecho, sin olvidar que son los padres los que anuncian el compromiso de sus hijos.

Fuente: Páginas Amarillas on-line

Confirmación de asistencia

Junto al parte de boda se debe enviar una tarjeta de contestación del mismo color y con idéntico estilo de letra que el anterior; el tamaño será de 10x7 centímetros. Esta tarjeta deberá ir metida en un sobre abierto en el que previamente se habrá impreso la dirección de la familia de la novia, a la que se debe notificar la asistencia a la boda. El sobre deberá llevar también un sello de correos ya pegado en la parte superior derecha para facilitar su pronto envío.

Aunque se felicite a los novios por teléfono, o de palabra si se alternase con ellos antes de la boda, siempre se debe dar la respuesta por escrito y enviar la tarjeta que se nos ofrece junto al parte.
Los invitados deberán confirmar su asistencia al menos con diez días de antelación a la boda, para que los novios puedan calcular el banquete e ir cerrando presupuestos.

Antiguamente se enviaban dos partes de boda: el primero de ellos anunciaba la boda sin que ello supusiera invitación a la celebración. El segundo parte invitaba al banquete. Esta costumbre tan sólo se mantiene en las bodas reales, de Estado, o en aquellas que suponen un acontecimiento social de primer orden.

Fuente: Páginas Amarillas on-line


Cuidando los detalles


Junto al parte de boda y a la tarjeta y sobre para confirmar la asistencia, se suele enviar también un plano de acceso al lugar de celebración de la boda y del banquete cuando éstos vayan a tener lugar en algún sitio de difícil localización.

Es recomendable que tanto el tarjetón como la tarjeta y el plano sean revisados y leídos repetidas veces por distintas personas antes de ser impresas definitivamente. Las imprentas tienen por costumbre ofrecer la llamada "muestra de imprenta" a los novios para revisarla antes de su tirada.

Hoy día, tan sólo se manda un parte en el que se anuncia la boda y se invita a su asistencia y celebración; y es elegante escribir a mano la dirección en el sobre en el que se envía.

Fuente: Páginas Amarillas on-line

Lista de invitados

Cómo elegir a los que quieres y a los que debes

Cada familia hará un listado con el nombre y dirección de todos aquellos a quienes desea invitar y los novios la revisarán. Cada familia enviará sus propias invitaciones,poniendo en el remite la dirección habitual de cada uno de los novios, o de sus padres.

Tradicionalmente, la boda la paga la familia de la novia y si es ésta la primera hija que se casa, los padres de ella suelen tener más compromisos a la hora de invitar que la familia del novio. En estas ocasiones la familia del novio, sea cual sea su grado de compromiso social, no deberá superar en número la lista de invitados de la novia.

Aunque cada vez es más frecuente que el festejo lo paguen entre las dos familias e incluso los propios novios.

Fuente: Páginas Amarillas on-line
Los regalos

Toda invitación de boda cuesta un buen regalo

Cuando la invitación se ha hecho a padres e hijos en un mismo parte, los hijos solteros no están obligados a hacer regalo siempre que sus padres lo tengan en cuenta y envíen el obsequio en nombre de ellos.

Por regla general, cuando se trata de una boda, no se suelen rechazar los regalos exagerados o desproporcionados. Por muy excesivo que nos parezca, ante un regalo de boda la generosidad de quien nos lo hace siempre es bien entendida.

Nunca jamás se debe llevar el regalo a la iglesia o al lugar de la celebración: inoportuna sobremanera a los novios y a sus familiares más cercanos el hecho de recibirlo, abrirlo, agradecerlo y cargar con él.

Fuente: Páginas Amarillas on-line
Modelo de invitación

Ejemplo del mejor protocolo

Jesús Carmena del Pino
Francisca Pérez Bermejo
José López Ruiz
Carmen Hidalgo Macías
Participan el próximo matrimonio de su hija María con D. José López,
de su hijo José con la Srta. María del Pino Hidalgo Pérez, y tienen el gusto de invitarle a la ceremonia religiosa que se celebrará (D.m.) el día 28 de mayo, a las siete de la tarde, en la iglesia de Santa Ana (Plaza de Comendadoras, 2), y a la cena que se servirá a continuación en el Hotel Palacio (Gran Vía, 8)
Ronda de Atocha, 26 Cañizares, 5
Tlf. 987 654 Tlf. 765 890
46580 Badajoz 78965 Cáceres
Fuente: Páginas Amarillas on-line