Cerrar ventana X
¿Es posible conseguir una tripa plana?

Es difícil, pero una dieta equilibrada acompañada de una tabla de abdominales o un paseo a marcha ligera durante media hora le ayudaran a mejorar e incluso conseguir reducir el michelín. Es muy importante que evite las prendas ajustadas, las bebidas gaseosas y las digestiones complicadas.

Te proponemos dos sencillos ejercicios para mantener tus abdominales a raya.


Ejercicio 1


Tendida sobre tu espalda, con los brazos extendidos a ambos lados del cuerpo, sitúa las palmas de las manos de forma que toquen el piso.

Dobla tus rodillas en un ángulo de 90º y eleva tus piernas, con los tobillos cruzados. Levanta tus caderas unos centímetros y déjalas caer lentamente.

Exhala mientras levantas tus rodillas flexionadas hacia tu pecho. Realiza de 5 a 10 repeticiones. Tus rodillas deben permanecer flexionadas, en el mismo ángulo, durante todo el ejercicio.

Este ejercico te ayudará a endurecer los músculos del abdomen debajo del ombligo.


Ejercicio 2

Tendida con tus rodillas flexionadas, apoya los pies contra el piso. Deben estar separados el uno del otro. Aprieta los músculos del abdomen.

Sitúa tus manos detrás de la cabeza. Las yemas de los dedos deben tocarse pero no deben quedar enlazadas. Los pulgares deben quedar detrás de las orejas.

Lleva tus codos hacia adelante, como tratando de rodear la barbilla, mientras levantas tu cabeza, cuello y pecho hacia delante. Tras una pequeña pausa, lentamente, regresa a tu posición inicial. Realiza de 12 a 20 repeticiones.

eerer