home NAVALUR
EL CARA A CARA CON LA EMPRESA
¿Estás nervioso? no te preocupes, llegar hasta aqui es buena señal
IMPORTANTE: mostrar seguridad, pero nunca parecer que sabes más que tu entrevistador

 

 

 

 

El cara a cara resulta imprescindible porque la empresa realiza de esta manera su última selección. Desde el punto de vista de la compañía, el objetivo principal es encontrarse directamente con el candidato para medir y evaluar si sirves para el puesto.

Se trata de averiguar si tienes las aptitudes y experiencia necesarios para aportar una contribución significativa y provechosa para la empresa. Un segundo propósito es comprobar si puedes encajar en la empresa, según tu estilo personal, temperamento y habilidades sociales.

Primero debes conocer los tipos de entrevistas que existen para que no te pille desprevenido:

- Directiva: el entrevistador llevará la iniciativa y tomará las riendas de principio a fin, y para ello te hará una serie de preguntas.
- No directiva: el entrevistador te dará la iniciativa a ti, y deberás desenvolverte por tu cuenta.
- Mixta: la entrevista tendrá un carácter más informal, y el entrevistador utilizará fórmulas indirectas para sondearte respecto a tus motivaciones. También empleará vías directas de obtención de datos.

Pero también tienes que tener en cuenta una serie de factores que pueden ser determinantes para encontrar trabajo. Pero recuerda, sólo una vez delante del entrevistador sabrás cúales de estos consejos tienes que emplear. Al fin y al cabo lo importante es la naturalidad.

- Ir adecuadamente vestido: depende del puesto al que vas a optar y el tipo de empresa que es. Intenta informarte de sus características.
- MIrar siempre a los ojos: causa muy mala imagen ver que el entrevistado se mira las manos y parece no atender.
- Mostrarse seguro: a las empresas le suelen gustar perfiles activos y seguros de sí mismos, que puedan sacer solos un proyecto adelante.
- Nunca parecer un "sabelotodo": puede provocar rechazo en el entrevistador que se siente incómodo.
- Control de sí mismo: aunque, a veces, las preguntas te puedan parecer impertinentes, NUNCA pierdas los estribos.

¿Se te ha quedado alguna duda de cómo hacer el currículum? Haz click aqui