Cerrar ventana X

· Oscar 2002, el triunfo afroamericano

26/03/2002

La mejor película del año, a los ojos de los Académicos americanos, es Una mente maravillosa. Cuatro Oscar muy merecidos pese a la polémica.
Dreamworks es la gran ganadora, y también la historia de un matemático esquizofrénico que consigue con esfuerzo un premio Nobel en Economía.

Y gran sorpresa el que un chico pelirrojo (a la altura de las sienes) salga a la palestra dejando atrás a gente como David Lynch o Robert Altman (cerca del infarto). "No soy un buen actor para estar aquí y decir que nunca me había imaginado ganando un Oscar" (pero lo ha hecho y como mejor director). Ron Howard no es un buen actor, pero es un director estupendo. "Mi madre lo predijo antes de morir… aunque también lo predijo con el resto de mis películas…". El director de El Grinch, Un horizonte muy lejano, Splash, Llamaradas… agradece a John Nash el compartir su historia con los demás.

Russell Crowe no pone buena cara y a Will Smith no le hemos visto en la platea. Claramente, la portada en los periódicos es Denzel Washington. Oscar al mejor actor: "Sidney, quiero seguir tus pasos". Impresionante. Encantado pero en su sitio, él es el malo de Día de entrenamiento

Halle Berry es la primera actriz de color en la historia de los Oscar que gana una estatuilla. La gran revelación en una película muy dura: Monster´s Ball. Halle Berry está tan conmocionada e histérica perdida que las lágrimas no le dejan seguir: "Oh my God… este momento es más grande que yo misma… para las mujeres que están a mi lado, una reivindicación para todas las mujeres de color... me siento muy honrada por haber hecho de mí una emisaria."

Amelie (cinco nominaciones, cero Oscar) era una gran apuesta, pero ha sido En Tierra de nadie la que se ha llevado el Oscar a la Mejor Película Extranjera. Y el director Danis Tanovic se lo ha dedicado a su tierra: Bosnia. Porque sino ¿a quién más se lo podría haber dedicado? Fácilmente, a los académicos que le han votado.

Cerrar ventana X